Desarrollo Social Integral

Diagnóstico
El municipio de Tijuana está considerado a nivel nacional como uno de los municipios con muy bajo nivel de marginación social, sin embargo existen rezagos importantes que es imperante hacer frente. Es prioritario diseñar e implementar soluciones viables, así como ejercer acciones que disminuyan la pobreza y la desigualdad en algunos sectores de la población y sus áreas de actividad.

Para alcanzar la sustentabilidad el desarrollo social del municipio requiere la integración de elementos esenciales como la educación, cultura, asistencia social, salud, recreación, deporte, otros elementos que transversalmente atiendan de forma coordinada las necesidades básicas de los ciudadanos.

Las políticas y estrategias se orientan a promover el bienestar social en forma equitativa, concentrando sus esfuerzos en los segmentos sociales de mayor pobreza. Es indispensable dar certidumbre jurídica, social y patrimonial a los ciudadanos; promover la equidad de género; diseñar políticas públicas municipales con perspectiva de género y su aplicación transversal; incentivar mayor cobertura y calidad en la educación y cultura; promover mejores condiciones de salud; mayor accesibilidad en los servicios públicos; asistencia social para grupos vulnerables; fomentar el deporte y recreación de forma integral, con la finalidad de orientar a la población y especialmente a los jóvenes en actividades productivas y buenos hábitos sociales.

El municipio de Tijuana en el año 2010 registró una población de 1,559,683 habitantes, de los cuales el 50.2% son población masculina y el 49.8% son población femenina. El 98.60% de la población se concentra en áreas urbanas y el 1.4% se distribuye en localidades rurales.

La tendencia de crecimiento poblacional del municipio de Tijuana ha descendido paulatinamente, en la década de 1950 a 1960 fue de 9.7%, para la década de 1970 a 1980 de 3.1%, volviendo a incrementarse en 1990 a 1995 a una tasa de 5.8% y en el año 2005 a 2010 el crecimiento fue del 2.0%.









El comportamiento de la población por rangos de edad ha variado con la consolidación de la ciudad. No obstante que se considera aún una población joven, paulatinamente se va incrementando la edad promedio. En el año 2010 había 756,660 habitantes en los rangos de cero a 24 años de edad, representando el 48.51% de la población total; 710,135 habitantes en el rango de edad de 24 a 60 años, constituyendo el 45.54% de la población total y 92,888 habitantes que representaron 5.95% de la población total.





Juventud
En la ciudad de Tijuana viven alrededor de 450,748 jóvenes entre 15 y 29, años lo que representa el 28.9% de la población total. Es fundamental la atención a este grupo de edad ya que es el periodo donde se presentan grandes decisiones y su integración con la sociedad principalmente en estudio, trabajo, estilo de vida y unión conyugal.

El gobierno municipal ha recibido solicitudes de escuelas para implementar programas de prevención social contra la violencia y adicciones; de acuerdo a cifras de la Secretaría de Seguridad Publica de Justicia del Estado en los últimos tres años creció en un 400% el número de jóvenes que cursaron la primaria o secundaria y que se involucraron en cuestiones de narcotráfico o delincuencia organizada.

Solo el 26.5% de jóvenes entre 18 a 24 años asiste la escuela, por ello la necesidad de implementar programas orientados a la prevención de conductas delictivas, capacitación en diferentes áreas, becas para la educación, asesoría psicológica y espacios recreativos para reducir los riesgos.

Distribución de la población
Del total de la población municipal en el 2010, se estima que la delegación con más concentración es la Presa con el 24.58% y la que menor población alberga es la delegación Mesa de Otay con 5.97% con respecto a la población total municipal.

Educación
Al contar la población con un mayor nivel de escolaridad, permite hacer un mejor uso y aprovechamiento de equipamientos y servicios, ampliando la posibilidad del desarrollo individual y del bienestar colectivo5, con ello se obtiene una mejor calidad de vida y desarrollo con nivel más competitivo para obtener empleo, mejores ingresos, etc. El municipio es congruente con lo establecido en el decreto de obligatoriedad publicado el día 12 de noviembre de 2002 en el Diario Oficial de la Federación considera el nivel de servicio básico (Preescolar, Primaria, Secundaria) y Preparatoria como obligatorio.

Es necesario contar con los equipamientos educativos necesarios y seguros; y desarrollar estrategias encaminadas a implementar nuevas tecnologías en pro de la educación; diseñar escuelas con espacios complementarios que fortalezcan y desarrollen valores en los estudiantes, establecer una mayor vinculación entre el sector educativo y productivo para desarrollar alumnos más competitivos; así como hacer corresponsables a los diferentes sectores sociales, empresariales y de gobierno para el desarrollo de la calidad educativa.

El 2% de la población de Tijuana es analfabeta situándonos por debajo del nivel estatal que es de 2.6%. Por otro lado, registra 9.24 años promedio de escolaridad. Cuenta con un gran número de deserción escolar, ya que solo el 26.5% de los jóvenes de 18 a 24 años asiste a la escuela, lo que indica que el 73.4% abandonó los estudios, minimizando las posibilidades de contar con mejores niveles de ingresos y calidad de vida.

Los planteles educativos que tiene el sistema municipal son 10 primarias, 3 secundarias y una preparatoria; el número total de alumnos es de 4,711, representando un 0.8% de oferta educativa en la ciudad. Estamos conscientes de que no podemos limitarnos únicamente a las tareas dentro de los plantes, sino a optimizar la calidad educativa que tenemos como institución, somos interlocutores que defienden más y mejores escuelas y maestros, desde el nivel preescolar, primaria y secundaria, hasta construir más preparatorias y realizar las gestiones necesarias para lograr que las universidades humanistas y las tecnológica tengan una mayor oferta para los aspirantes que desean cursar una licenciatura. Este es el reto para el Sistema Educativo Municipal.

De forma transversal el subsistema educación se fortalece con otros subsistemas como el de cultura que se cohesionan para elevar el nivel intelectual y el acervo cultural de los tijuanenses. Se cuenta con 25 bibliotecas dependientes de la Secretaría de Educación Pública Municipal, más tres espacios que ofertan los servicios culturales y de biblioteca dentro de la Casa de la Cultura Tijuana, Casa de la Cultura de Playas de Tijuana y Casa de la Cultura el Pípila. En total 28 espacios culturales para la comunidad tijuanense.

Salud
La población derechohabiente a servicios de salud en el año 2000 fue de 551,263 habitantes, de los cuales el 91% fue población derechohabiente al IMSS y 8% al ISSSTE, para el año 2010 la población derechohabiente aumento a 1,002,991 habitantes de los cuales el 70% es derechohabiente al IMSS, un 7% al ISSSTE y un 16% al seguro popular o seguro médico para una nueva generación.

Deporte
El deporte es una actividad fundamental para el desempeño físico de la población, apoya a la salud y la recreación, comunicación y organización de la población de Tijuana. En la ciudad se cuenta con 203 espacios públicos para practicar deporte, de acuerdo a sus características y dimensiones6 se tienen 173 módulos deportivos, 19 unidades deportivas, cinco gimnasios deportivos y seis centros deportivos.

En la Delegación Centenario se ubica uno de los mayores equipamientos deportivos de la ciudad; aquí se concentran campos de diferentes ligas del deporte organizado de Tijuana, con superficie total de 49,635m², estimándose una población beneficiada de 372,000 habitantes. El Campo Deportivo Romero Manzo, es realmente un conglomerado deportivo que alberga campos de fútbol, béisbol y softbol, su estado de conservación es regular.

Los espacios deportivos que administra el Instituto Municipal del Deporte presentan problemas de accesibilidad, otros se ubican en zonas desligadas de la estructura urbana primaria, la mayoría se vincula adecuadamente con el transporte urbano y cuentan con cobertura de infraestructura básica.

El Instituto Municipal del Deporte a través de sus actividades contribuye a minimizar problemas sociales como el vandalismo y la obesidad de los jóvenes a través de programas integrales como sesiones psicológicas, nutrición y acondicionamiento físico de atletas de alto rendimiento con instalaciones adecuadas para diferentes especialidades.

Discapacidad
Para el año 2000 la población con discapacidad en Tijuana fue de 13,931 habitantes, lo que representó el 1.2% de la población total, y para el año 2010 se registraron 50,681 habitantes, lo que representó el 3.25% de la población total, inferior al promedio de la población estatal que es del 3.44%.

Indígenas
INEGI en el año 2000 cuantificó a 292 habitantes de 5 años y más que hablaba lengua indígena y no hablaba español, lo que en ese momento representó un 0.007% de la población total, para el año 2010 la cifra corresponde a 167 habitantes de 5 años y más que habla alguna lengua indígena y no habla español, lo que representa 0.011% de la población.

Migración
Tijuana se ha caracterizado en ser una ciudad receptora de población migrante. Cuantificar a la población flotante o de paso, se ha convertido en un dilema para las instituciones académicas y generadoras de la información. Para el año 2010 de 1,559,683 personas el 47.7% nació en otra entidad. La población de cinco años y más que residían en la entidad en el último quinquenio ascendían a 91.0% y fuera de la entidad representó el 6.1%; lo que explica que este último porcentaje, más el de población flotante, son población migrante establecida recientemente en el municipio.

Nivel de bienestar social de la población de Tijuana
Tijuana presenta importantes rezagos de atención en servicios de infraestructura básica, principalmente en desarrollos urbanos de nueva creación de tipo irregular. El 93.7% de las viviendas particulares habitadas disponen de luz eléctrica, agua entubada de la red pública y drenaje.

A la falta de cobertura de servicios básicos se suman otros requerimientos de infraestructura y equipamiento urbano, empleo y vivienda. Gran parte de esta demanda se debe a que la migración ha dejado de ser población de paso, para convertirse a migración con destino a Tijuana, causado por la fuerte políticas migratorias en Estados Unidos de Norteamérica.

Vivienda
La vivienda es considerada un bien primario. En la parte económica, por su inversión, producción y la generación de empleos, propicia una derrama económica importante y mejores niveles de bienestar; en la parte gubernamental, permite crear y ejecutar políticas congruentes con el artículo IV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el sentido de que toda familia tenga derecho a una vivienda digna.

En el año 2010 en Tijuana se cuantificaron 420,277 viviendas particulares habitadas; de las cuales el 3.84% contaba con pisos de tierra; 93.70% disponía de los servicios de energía eléctrica, agua entubada y drenaje; 111,482 viviendas particulares deshabitadas y 17892 de uso temporal. Este fenómeno, seguramente resultado de la crisis que se ha venido padeciendo y de la falta de empleo, estaría conduciendo posible pérdida de viviendas y un retroceso en el mejoramiento de la calidad de vida de las familias.

Es fundamental incentivar nuevos mecanismos de colaboración iniciativa privada- gobierno para el desarrollo de la vivienda, como la ocupación de baldíos intraurbanos, para reducir los costos de urbanización y mantenimiento de infraestructura; contribuyendo a contar con vivienda digna habitable y de bajo costo, al alcance de la población con ingresos menores a los cinco salarios mínimos, que permitan hacer los pagos sin descuidar otros satisfactores básicos; evitando que estas viviendas se conviertan en problemas sociales urbanos como la delincuencia, focos insalubres y mala imagen propiciando un orden urbano.

Organismos de la sociedad civil y política social
En el artículo 8 de la Ley de Fomento a las Actividades de Bienestar y Desarrollo Social para el Estado de Baja California, se plasman algunos de los derechos más importantes de las Organizaciones de Sociedad Civil (OSC), destacando el derecho a participar en la planeación, elaboración, promoción y ejecución de las políticas públicas en materia de bienestar y desarrollo social, tanto en el ámbito estatal como municipal; obtener recursos públicos; celebrar convenios y en la ejecución de acciones de concertación con las distintas dependencias y entidades, para la realización de actividades de bienestar y desarrollo social en el ámbito federal, estatal y municipal; recibir asesoría y capacitación por parte de las dependencias públicas y privadas para el efectivo cumplimiento de sus fines; ser sujetos de participación y consulta para la elaboración, actualización y ejecución de los planes estatal y municipales de desarrollo, así como en los programas y proyectos que deriven de éstos; concertar convenios de subrogación y ser concesionarias para la operación de programas y servicios públicos tanto en el ámbito estatal como municipal, y las demás que las leyes y disposiciones reglamentarias les establezcan.

Considerada una de las más avanzadas de país en su ramo, esta ley faculta a los OSC para disponer de recursos públicos, contiene la figura de un Consejo Estatal integrado mayoritariamente por representantes de organismos sociales y con su participación como presidentes del mismo de manera alternada con los funcionarios responsables de su aplicación. La creación de este consejo y su forma de representación, han permitido la creación de espacios de participación para los OSC del estado en el país.

En el ámbito municipal, desde enero del 2010, fue publicado el Reglamento de los Organismos de la Sociedad Civil, que entre otras cosas legitima existencia del Consejo Municipal de OSC, establece la necesidad de contar con un programa de fomento de los OSC y las actividades de bienestar y desarrollo social, el establecimiento de las figuras de la coadyuvancia entre sociedad y gobierno y la de la subrogación de bienes y servicios a favor de aquellas.

La participación ciudadana en muy variadas formas, ha venido siendo una constante en el Municipio de Tijuana. Por razones propias de la dinámica económica, política y social, y en parte por su vecindad con el estado más desarrollado de la Unión Americana, en Tijuana se cuenta con el mayor nivel de participación de OSC en el estado (siendo un caso singular en el país), las cuales atienden una amplia variedad de temas. Ello también se explica por el impulso que se ha dado por parte de las autoridades públicas municipales y estatales y el Congreso del estado, que se expresan en la creación misma de la ley, partidas presupuestales destinadas específicamente para estos fines, alta dosis de voluntad política y comprensión de su importancia en la gobernabilidad democrática del estado y el municipio.

La presencia de las OSC ha crecido de manera muy importante en los últimos años. Hace doce años, el Municipio de Tijuana contaba con 210 organizaciones registradas, para el 2008, se reportó el registro de 400, y para el 2011 son 250 las registradas en el padrón. Por lo tanto, resulta evidente que son cada vez más ciudadanos que, desde diferentes niveles y ámbitos de acción, se suman organizadamente a la noble tarea de atender a los sectores más desprotegidos y grupos vulnerables de la sociedad tijuanense. No contamos con estudios del impacto de estas actividades, pero con toda seguridad podemos afirmar que cientos de personas que integran estas organizaciones han ayudado y quizás salvado o reencausado la vida a miles de otras, que por su situación económica y educativa no cuentan con los medios y oportunidades para mejorar su calidad de vida.

De ahí la importancia de que el segmento de política social de este Plan enfatice la importancia de estos organismos como parte de la gobernabilidad democrática a la que aspira el gobierno y como una fuerza coadyuvante en el diseño e implementación de políticas públicas municipales; igualmente, para que una vez reconocida su importancia sean contempladas políticas específicas para el logro de estos fines.

Bajo el entorno descrito, a continuación se presentan los grandes objetivos, estrategias y líneas de acción que el XX Ayuntamiento de Tijuana habrá de desarrollar en materia de política social durante su gestión.

Objetivo general
2.Mejorar las condiciones de vida de las y los tijuanenses

Estrategia general
2.1 Conducir políticas públicas que promuevan los derechos sociales y equidad de oportunidades, fomentando el espíritu de corresponsabilidad gobierno sociedad

Objetivo
2.1.1
Reducir los niveles de pobreza y marginación de los tijuanenses.

Estrategia
2.1.1.1
Orientar inversiones para mejorar infraestructura social.

Programa
2.1.1.1.1
Combate a la pobreza y marginación a través de inversión focalizada.

Líneas de Acción
2.1.1.1.1.1
Dotar de 4 unidades de desarrollo integral y un centro de atención a migrantes.
2.1.1.1.1.2
Buscar fuentes alternas de financiamiento para promover la construcción, operación y remodelación de equipamiento comunitario.
2.1.1.1.1.3
Coordinar trabajo con autoridades públicas y privadas para promover la participación económica y colaboración para prevenir y tratar las adicciones.
2.1.1.1.1.4
Aumentar la infraestructura, equipamiento y servicios culturales de calidad para mejorar el desarrollo humano integral de los tijuanenses.
2.1.1.1.1.5
Construir dos preparatorias municipales para aumentar la cobertura educativa.
2.1.1.1.1.6
Construir la subestación eléctrica para Secundaria Técnica Municipal No. 1 Lic. Adolfo López Mateos., que permita ofrecer servicio eficiente al alumnado.
2.1.1.1.1.7
Diseñar y ligar la página de educación al portal de tijuana.gob.mx.
2.1.1.1.1.8
Crear espacios públicos.
2.1.1.1.1.9
Promover la creación de centros de rehabilitación para mujeres.

Estrategia
2.1.1.2
Mejorar la calidad de vida de sector marginado.

Programa
2.1.1.2.1
Vivienda popular y económica.

Líneas de Acción
2.1.1.2.1.1
Realizar un Programa de vivienda popular a través de un fraccionamiento.
2.1.1.2.1.2 Promover un programa de vivienda económica con 1,500 unidades para favorecer a los trabajadores con ingresos menores a 5 VSM y a los policías municipales.
2.1.1.2.1.3 Generar oferta de lotes con servicios y autoconstrucción de vivienda para satisfacer la necesidad de la población de escasos recursos.
2.1.1.2.1.4 Crear sociedades financieras populares para la compra de lotes con servicios y la autoconstrucción.
2.1.1.2.1.5 Regularizar fraccionamientos progresivos y zonas de consolidación.
2.1.1.2.1.6 Impulsar la dotación de reservas territoriales para la vivienda social y gestionar la producción social de vivienda para grupos vulnerables.
2.1.1.2.1.7 Brindar asesoría jurídica gratuita a la ciudadanía para resolver problemas de regularización y tenencia de la tierra.
2.1.1.2.1.8 Elaborar lineamientos de autoconstrucción de vivienda social.

Objetivo
2.1.2
Promover el desarrollo integral de los diferentes sectores sociales.

Estrategia
2.1.2.1
Alentar la inclusión social de todos los sectores.

Programa
2.1.2.1.1
Equidad de género e inclusión social de grupos vulnerables.

Líneas de Acción
2.1.2.1.1.1
Diseñar políticas municipales con perspectiva de género e implementarlas de manera transversal.
2.1.2.1.1.2 Formular y desarrollar el programa municipal de la mujer que involucre a organismos y dependencias que realicen actividades a favor de la equidad de género.
2.1.2.1.1.3 Reformar el marco normativo de las políticas y programas relativos a equidad de género.
2.1.2.1.1.4 Gestionar recursos públicos y privados para crear espacios de desarrollo familiar y comunitario para madres solteras.
2.1.2.1.1.5 Efectuar talleres de capacitación sobre políticas municipales a favor de la mujer.
2.1.2.1.1.6 Promover la integración redes de mujeres a favor de la prevención del delito y el desarrollo social.
2.1.2.1.1.7 Implementar por parte del Instituto Municipal de la Mujer el programa de módulos especializados de atención a la mujer en las delegaciones.
2.1.2.1.1.8 Gestionar mayores recursos ante instancias estatales y federales, así como organismo internacionales, para su aplicación en acciones y programas de equidad de género.
2.1.2.1.1.9 Promover y desarrollar campañas en beneficio de migrantes e indígenas.
2.1.2.1.1.10 Realizar campañas de difusión y jornadas comunitarias que promuevan la inclusión social.
2.1.2.1.1.11 Impulsar el diseño de programas de atención a la problemática de maternidad prematura de las jóvenes.
2.1.2.1.1.12 Promover la aplicación de auto sustentabilidad en programas sociales para grupos vulnerables
2.1.2.1.1.13 Generar la homologación de reglamentos en reformas y conceptos en materia de género.

Estrategia
2.1.2.2
Abrir espacios para el desarrollo de las capacidades de los jóvenes.

Programa
2.1.2.2.1
Promoción de capacidades juveniles.

Línea de acción
2.1.2.2.1.1 Crear la infraestructura, equipamiento y servicios para el desarrollo integral de los jóvenes de Tijuana. 2.1.2.2.1.2 Promover los servicios que brinda el Instituto de la Juventud.
2.1.2.2.1.3 Ampliar y mejorar talleres y cursos de nuevos oficios para los jóvenes.
2.1.2.2.1.4 Consolidar el funcionamiento del Consejo metropolitano de participación juvenil.
2.1.2.2.1.5 Reactivar la oficina de enlace de la Secretaría de Relaciones Exteriores para realizar el trámite del pasaporte mexicano.
2.1.2.2.1.6 Reorientar la aplicación de estímulos educativos a la juventud en situación de vulnerabilidad socioeconómica.

Estrategia
2.1.2.3
Brindar atención a grupos vulnerables y prevenir problemas de salud y adicciones.

Programa
2.1.2.3.1
Protección y prevención social.

Línea de acción
2.1.2.3.1.1
Promover y coordinar macrojornadas, con la participación de todas las dependencias, instituciones y organismos que apoyan a la población marginada.
2.1.2.3.1.2 Financiar proyectos de las organizaciones civiles y trabajar coordinadamente con ellas, para promover el apoyo solidario a los grupos más vulnerables de la sociedad.
2.1.2.3.1.3 Acercar los servicios del Ayuntamiento a las colonias, fortaleciendo además el arraigo comunitario; así como promover el fortalecimiento del tejido social para promover una sociedad corresponsable.
2.1.2.3.1.4 Ampliar y mejorar talleres y cursos de nuevos oficios para la población de bajo nivel de ingresos.
2.1.2.3.1.5 Brindar apoyos alimenticios, asesoría legal y otras formas de ayuda socioeconómica.
2.1.2.3.1.6 Asistir a través del DIF a menores y adultos mayores, así como operar estancias infantiles buscando la factibilidad de ampliación de horarios, casas refugio y casa del abuelo, así como asistencia social a familias, mujeres y niños.
2.1.2.3.1.7 Gestionar recursos públicos y privados para construir una casa de atención y desarrollo de niñas y niños y adolescentes de la calle.
2.1.2.3.1.8 Expedir y reponer credenciales; expedir, reponer y renovación de placas de discapacitados a través del DIF.
2.1.2.3.1.9 Brindar asistencia médica y terapia.
2.1.2.3.1.10 Rehabilitar y reinsertar socialmente enfermos adictos varones mayores de edad, conforme al modelo de tratamiento DIMCA. Además establecer los procedimientos de recepción de usuarios, en coordinación con autoridades y organismos civiles.
2.1.2.3.1.11 Realizar jornadas comunitarias para la prevención, diagnóstico y tratamiento del abuso de drogas y alcohol. Así como dar seguimiento a los programas de prevención como el uso de alcoholímetro, rehabilitación y reinserción social.
2.1.2.3.1.12 Promover la instalación del comité municipal contra las adicciones.
2.1.2.3.1.13 Fomentar y elaborar exámenes médicos, clínicos y de laboratorios para el control y prevención de enfermedades, además elaborar certificados de esencia y edad
2.1.2.3.1.14 Proporcionar servicios de consultas y hospitalización médica a los trabajadores municipales y sus familias y población más necesitada.
2.1.2.3.1.15 Fomentar en la sociedad una cultura de respeto y dignificación de la mujer, promoviendo la equidad de género.
2.1.2.3.1.16 Realizar jornadas de atención a los animales; además controlar, inmunizar y proteger a los animales para evitar problemas de salud, e incentivar la cultura del cuidado responsable a las mascotas.
2.1.2.3.1.17 Coordinar trabajo con autoridades públicas y privadas para promover la participación económica y colaboración para prevenir y tratar las adicciones.

Objetivo
2.1.3
Aumentar el nivel cultural y la actividad física para un desarrollo integral del individuo.

Estrategia
2.1.3.1
Promover y difundir la cultura y el deporte.

Programa
2.1.3.1.1
Desarrollo humano.

Línea de Acción
2.1.3.1.1.1
Fomentar, difundir y mejorar la educación cultural y artística a través de programas especializados.
2.1.3.1.1.2 Articular redes sociales e institucionales y celebrar acuerdo por la cultura de legalidad.
2.1.3.1.1.3 Capacitar a líderes sociales, empleados y funcionarios gubernamentales en la cultura de la legalidad.
2.1.3.1.1.4 Desarrollar campañas de promoción y difusión de acciones por la cultura de la legalidad.
2.1.3.1.1.5 Iniciar operaciones del Centro Interactivo Ámbar.
2.1.3.1.1.6 Difundir el patrimonio histórico cultural tijuanense, así como fomentar la lectura y programa editorial. Además promocionar la cultura popular.
2.1.3.1.1.7 Promover y desarrollar eventos deportivos.
2.1.3.1.1.8 Realizar capacitación continua integral para el desarrollo deportivo.
2.1.3.1.1.9 Incentivar todas las disciplinas deportivas.
2.1.3.1.1.10 Buscar fuentes alternas de financiamiento para mejorar y ampliar las instalaciones y servicios deportivos.
2.1.3.1.1.11 Fortalecer el tejido social a través de la promoción y creación de áreas verdes para el recreo y convivencia familiar, fomentando el contacto directo de la ciudadanía con la naturaleza.
2.1.3.1.1.12 Impulsar la implementación de programas de promotores deportivos comunitarios conjuntamente con instituciones académicas especializadas en la capacitación y profesionalización de educadores físicos.

Objetivo
2.1.4
Mejorar la calidad de la educación municipal.

Estrategia
2.1.4.1
Fortalecer el sistema educativo municipal.

Programa
2.1.4.1.1
Educación de calidad en escuelas municipales.

Línea de Acción
2.1.4.1.1.1
Realizar eventos de promoción durante la semana de la educación.
2.1.4.1.1.2 Brindar estímulos al equipo humano del Sistema Educativo Municipal e instalar el Consejo Municipal para la Educación.
2.1.4.1.1.3 Implantar nuevas tecnologías para la educación en las escuelas municipales.
2.1.4.1.1.4 Coordinar programas preventivos en escuelas.
2.1.4.1.1.5 Diseñar y ejecutar el Programa “Niño promotor”.
2.1.4.1.1.6 Impartir tutorías.
2.1.4.1.1.7 Implementar el convenio con fronteras unidas pro-salud.
2.1.4.1.1.8 Implementar el curso de salud reproductiva.
2.1.4.1.1.9 Actualizar la reglamentación de la Secretaria de Educación Municipal.
2.1.4.1.1.10 Fomentar el proyecto del hábito de la lectura.

Objetivo
2.1.5
Abrir una nueva etapa en el desarrollo de la participación ciudadana organizada orientada al bienestar y desarrollo social.

Estrategia
2.1.5.1
Fortalecimiento de la organización y participación de los OSC en el diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas municipales.

Programa
2.1.5.1.1
De fomento a los OSC y las actividades de bienestar y desarrollo social

Línea de Acción
2.1.5.1.1.1
Aplicar medidas para el fomento y fortalecimiento de las organizaciones civiles.
2.1.5.1.1.2 Estimular la participación de las organizaciones en la promoción de actividades de bienestar y desarrollo social.
2.1.5.1.1.3 Definir mecanismos de participación de las organizaciones, incluidas figuras de coadyuvancia, subrogación de obras y servicios, formas específicas de contraloría social y observatorios ciudadanos.
2.1.5.1.1.4 Diseñar métodos para estimular la participación ciudadana, así como para la construcción de espacios de diálogo y análisis conjunto sociedad y gobierno.
2.1.5.1.1.5 Definir criterios de información y evaluación del proceso de colaboración y el impacto del mismo.
2.1.5.1.1.6 Diseñar indicadores y modalidades de transparencia y rendición de cuentas frente a la ciudadanía.
2.1.5.1.1.7 Realizar estudios y análisis con la participación de las organizaciones.
2.1.5.1.1.8 Realizar talleres para identificar estrategias emergentes de política pública, como resultado de la práctica de los OSC.
2.1.5.1.1.9 Precisar los mecanismos para brindar recursos y fondos públicos a actividades concretas de bienestar y desarrollo social que realicen las organizaciones, en los términos de las disposiciones aplicables en la materia.
2.1.5.1.1.10 Realizar convenios entre las autoridades municipales y el Consejo Municipal de las organizaciones inscritas en el registro.
2.1.5.1.1.11 Realizar actividades de asesoría, capacitación y colaboración entre las organizaciones y entre éstas y las autoridades públicas conforme a sus atribuciones.
2.1.5.1.1.12 Establecer recursos que se destinen para la ejecución de cada una de las acciones de fomento.
2.1.5.1.1.13 Fortalecer institucionalmente al Consejo Municipal de los OSC elaborando y expidiendo su manual operativo.
2.1.5.1.1.14 Impulsar la participación ciudadana en la toma de decisiones.
2.1.5.1.1.15 Promover la organización y capacitación comunitaria para la autogestión.
2.1.5.1.1.16 Procurar en la participación la corresponsabilidad y sentido de pertenencia de la aplicación de programas, políticas y aplicación de recursos.
2.1.5.1.1.17 Dignificar y profesionalizar la promoción social.
2.1.5.1.1.18 Implementar la aplicación de un catálogo de trámites y servicios para una atención y orientación óptima y eficiente.

Objetivo
2.1.6
Organizar y fortalecer el sector social de la economía.

Estrategia
2.1.6.1
Normar, establecer y fomentar el sector social de la economía del municipio.

Programa
2.1.6.1.1
Empleo a través del fortalecimiento del sector social de la economía.

Líneas de Acción
2.1.6.1.1.1
Identificar los aportes del sector social de la economía en la vida económica y social del municipio de Tijuana.
2.1.6.1.1.2 Promover un acuerdo de creación y fomento del sistema del sector social de la economía.
2.1.6.1.1.3 Elaborar y aprobar el reglamento de desarrollo social municipal, incorporando las medidas necesarias para el fomento del sector social.
2.1.6.1.1.4 Convocar a un encuentro municipal de empresas del sector social de la economía para la trasmisión de experiencias de éxito.
2.1.6.1.1.5 Suscribir un convenio con el Consejo Municipal de OSC para que conjuntamente con las autoridades municipales fomenten el sector social de la economía.
2.1.6.1.1.6 Implementar programas de incentivos a empresas socialmente responsables que promuevan la contratación a mujeres jefas de familia, primer empleo de jóvenes y grupos vulnerables.

 


   
Ayuntamiento de Tijuana.
Ave. Independencia No. 1350 Zona Río, C.P. 22320 Tijuana, Baja California, México.
Desarrollado por: Dirección Municipal de Informática